.

EL SEPTIMO CIELO POEMAS DE DAVID GUTIERREZ Z.

Publicado por David Gutiérrez Zenitagoya martes 0 comentarios

SEPTIMO CIELO



He vagado los cielos como nube errante,
pasando lento y a veces tan rápido
que solo quedaba un copo invisible
arrastrado en las oscuras inmensidades.
Me quedé atrapado en el séptimo cielo,
contemplando una sola estrella,
un destello como hilo de plata,
un camino delgado y brillante,
tan alto he llegado casi a tocar
aquella madeja refulgente liviana
no veía más que esa luz.
Y error fatal que al romperse
la caída se presagiaba eterna.
Fue así, que una nube caía,
como lluvia fina,
desde el más alto cielo
esparciendo sus gotas difusas,
como una lluvia barrida por los vientos.
¿Cuánto tardó en caer a tierra?
aún la caída continúa,
en medio de oscuridades,
de los cielos que no buscaba,
apenas viendo del ovillo un punto lejano
sin brillo, casi invisible.
Fue una ilusión o espejismo,
¿existió aquella estrella alguna vez?
No importa ya más,
todo lo que he sentido el alma
convertido es en agua que se difumina
tan lejos de la vista humana.
¡Cuánto dura esta caida!
y tan poco dura una caricia...
Así, en silencio, cada gota desaparece,
y nadie sabrá si existió esa estrella
o si alguna nube estuvo en ese séptimo cielo.





MI ESTRELLA


Eres la estrella que brilla lejana
envuelta con tu manto de diamantes
la que sigo de reojo en su camino,
en ese mar oscuro cubierto de reflejos
y luces lejanas tintilantes.


Descendiste un día de tu cielo
envuelta en las sedas de un suspiro,
esos dias perezosos donde esperas nada,
y es ahí cuando pasea el amor
convertido una mujer, en estrella.

Ha bastado poner las manos como lecho
como un cuenco lleno de esperanzas
para que reposes tú y todo tu brillo,
acurrucada al calor de mis ilusiones.

Ahora no miro al cielo para verte,
basta voltear la mirada a un lado
es encontrarse nuestras miradas
la dulzura de tus labios al sonreir,
tú brillando ahora en mi alma.



ALMA DE MI ALMA

(Para mi hija... para ti Alma)

Te amo sin conocerte,
alma de mi alma.
Mis ojos no vieron
esa sonrisa escondida
ni he sentido aún
el soplo de tu aliento,
así te amo alma mia
la razón de todos
los vaivenes de mi vida.
Amo tu mirada traviesa
sin saber el color de tus ojos,
aunque no se reflejó
mi sonrisa en tus pupilas.
Te amo porque eres yo
y eres el amor puro de mi alma,
porque eres alma mía
que vivirá cuando la que tengo
se haya fundido en la tuya.




SE QUE TE AMO

Te amo y lo siento
convertido en suspiro el verbo,
exitando cada nervio en mi cuerpo,
como los hilos invisibles
de un hábil marionetero,
que hace saltar, correr y bailar,
dando vida a un cuerpo inerte.
Es el soplo que mueve,
que me eleva al cielo,
en curiosos vaivenes,
como ligera pluma
que al volar a su albedrío,
pareciera que le dieron un hálito de vida.
Sé que te amo porque es tu sonrisa
que toma posesión de mis labios
para curvarlos con un trazo,
dibujando esa sonrisa que faltaba
en mi rostro serio y adusto.
Te amo y mi cuerpo te responde,
como si tu voz lo traspasara
de lado a lado, célula por célula,
provocando millones de respuestas
a una pregunta que jamás hiciste.
Y es tuyo, porque obedece a tu voz
como si tuvieses las palabras mágicas
que te hacen ama y señora de todo.
Sé que te amo porque mi alma
te busca cuando la vigilia termina,
corre detrás de tu voz lejana,
volando las distancias a tu lecho
y vuelve envuelta de sueños,
con el beso que te ha dado dormida.




TU NOMBRE

Una lágrima es ahora tu nombre,
aquella que no cae y queda
colgada al borde del parpado,
esa que se hace indoblegable
y trémula aguanta la gravedad.
Una que cosquillea sin piedad
para luego convertirse en frío
que resbala y aparece otra vez.

Recordarlo es abrir la puerta
a esa tristeza silenciosa,
que se desliza como serpiente.
Borrando sonrisas y voces,
agitando una maraña de recuerdos
que vuelan por doquier,
polillas nocturnas alrededor
de la poca luz que sobrevive.

Cómo sucede que una palabra
se convierte en espinas agudas?
Y la calzas en la frente
como la corona del Mesías.
Tu nombre tiene mil espinas,
tejida de promesas rotas
de tu amor que está perdido.



PALABRAS

Amor he sentido tu brazo
convertido en espada.
Estocada tras estocada
certera sin piedad,
con besos de tus labios
y susurros despiadados.
Las palabras han sido
como saetas disparadas,
cayendo como lluvia brillante
sobre el campo de batalla,
una atravesó mi corazón
y miles mi alma.




NOCHE OSCURA


Cuando la noche llega
y no hay estrellas,
si la luna no ilumina
los senderos del bosque,
ya cerrar los ojos
es igual a tenerlos abiertos
si no se ve tu claridad
en estás penumbras.
Tengo esa noche oscura
atada a la espalda,
pesada como piedra de molino
encorvandome sin piedad.
Es la ausencia de ti
teniendote lejana de mi alma,
y yo languideciendo mudo.
¿Volverá a mí tu sonrisa?
¿Se convertirá en estrella
un "te amo"?
Tengo la noche oscura
tú te has llevado mi luz.




HABLAR DE AMOR

Para hablar de amor
necesito escribir de ti,
porque si estás ausente
la palabra vale nada.
Si no existieses
tendría que ser Dios,
para hacerte de arcilla
y aún así no serías
la mujer sublime que eres.
Eres la palabra del alma
el sentimiento pulido,
refinado por el crisol.
No concibo el amor
sin tus labios de rosa,
convirtiendo en perfume
la palabra "te amo".
Para hablar de amor
necesito pensar en ti,
y el verso fluye como agua
baja como un río calmo
a través de la roca.
Porque tú eres el amor
cobijado en tu cuerpo,
abrazado de tu alma.
Para hablar de amor
solo te necesito a ti,
abriendo tus ojos al día,
y al ver tu primera sonrisa
hablar de amor no cuesta nada.




DE AUSENCIAS Y RECUERDOS

Tengo una ausencia
que jamás recuerdo
una promesa incumplida
que cobra altos intereses.
Y tengo una vida tan corta
que no alcanzaré a recordar
las ausencias y promesas.
te prometo pagarlas
con mi silencio eterno.




CONTEMPLACION

Te veo dormida con la luz de la mañana
acariciando el perfil de tu rostro,
creando un aura brillante con el contorno.
Luces como una estatua de marfil
tallada sin fallas ni enmendaduras.
Tus labios entreabiertos acarician el aire
es como un volcán dormido que esconde su lava.

Veo tus senos erguirse orgullosos
cada vez que el aire inunda tu pecho,
Son dos montañas nevadas de lisas paredes
con una capa de nieve como terciopelo blanco,
que me deslumbra con la luz que se cuela
cuando tu duermes ante mi mirada.

Te veo dormida y te miro reverente
ante la estatua viva de una diosa griega,
ofreciendo oraciones con humo de incienso,
adorándote no con temor a la furia divina,
sino con la devoción de alguien que honra,
tu belleza y la benignidad de tu alma.




¿TE ACORDARAS DE MI?


¿Te acordarás de mi?
de esas noches plagadas de silencios,
plenitud de frases escondidas,
lo sublime de solo sentir.
Un respiro suave,
tu voz inaudible
La risa que rompía la monotonía,
como agua cayendo sobre el fuego,
luego otra vez el silencio.
Tu respiración ya como viento recio
convirtiéndose en torbellino,
elevándose al cielo con un suspiro.
Y entonces... llega la calma,
los sonidos, ecos de la noche,
el reloj corriendo tras la madrugada.
Tu voz calma... -abrazame fuerte-
Aún envueltos en las sábanas
soñando el mismo sueño.





PREEXISTENCIA


Te conocí en una vida que no recuerdo,
un mundo que fue antes que éste.
En otro universo, en este universo.
Te amé y lo recuerdo,
en cada mundo,
en cada cielo,
en cada dimensión desconocida.
No puede entenderse nuestro amor
sin comprender la preexistencia,
compartimos huellas en caminos
que se desvanecen en los tiempos.
Vientos antiguos que nos dibujaron
en un abrazo que hacía un solo cuerpo.
Ese amor que trasciende eras
y se hace fósil entre las arenas.
Tú, aquella forma en mis sueños,
la que jamás mostraba el rostro,
y mi alma buscaba febril
en los delirios adolescentes.





A TU NOMBRE


Tu nombre balsamo que calma tus ausencias
las horas sin ti, sin vida.
escribirlo,
decirlo,
leerlo,
pensarlo,
es poner el paño frío en la herida abierta
el beso maternal al niño herido.
Solamente basta tu nombre
para darle colores a la paleta,
o a la pluma motivos de danzar sobre el papel,
porque tu nombre es sinónimo del amor
llevando en su sonido dulce,
la candidez de tu voz enamorada.
Y lo digo en voz baja,
lo grito,
lo pienso,
como una palabra mágica,
la llave mística
que abre las puertas a un tesoro escondido.
Y apareces tú, brillando como en sueños
como el hada que aparece al ser invocada,
una sonrisa,
un te amo,
un beso.





NIÑA BELLA


Déjame ver tu cara, mi niña bella,
no voltees tu rostro,
tu espalda levanta un muro
que no deja a mi alma tocarte
es una montaña que cubre tu valle
y no encuentro camino abierto.

Niña, deja que vea tus ojos,
abiertos como dos lunas inmensas
no los cierres que a oscuras
puedo tropezar con las piedras
de esta noche sin estrellas.

Sonríe niña de mis noches insomnes
déjame naufragar en ese océano
de pétalos aterciopelados,
quiero morir en tus playas rojas
ardiendo al calor de tus arenas.





LO QUE AMO DE TI

Amo la curvatura de tus cejas
hecha de una sola pincelada
de la mano de un Leonardo.
Amo tus labios encarnados
cuando trémulos se entregan
al beso más apasionado.
Amo la ondulación de tu voz
como olas encrespadas
que se recorren calmas la playa.
Amo los matices de tu piel
esculpida en marmol fino
suave, tibio, latente.
Amo la forma de tus manos
aquella que toma en la caricia,
cual paloma posada en la rama.
Amo tu respiración agitada
cuando se une tu amor al mío,
el respiro hondo, el gemido.
Amo tus ojos al decir te amo
porque hablan sin palabras
y acarician sin alzar la mano.




AMOR PERDIDO


He sentido la noche
tan pesada que no puedo
levantar mi pecho de la tierra.
Sentir el amor perdido
o saber que lo dejas volar.
Qué es peor para un amante,
si matarse por su propia mano
o ser asesinado por la ajena.
El amor se ha ido,
quizás se haya diluido entre
las lágrimas he llorado por ti.





HABLANDO DE TRISTEZAS

Hay tristezas que no se van
aunque apagues tus luces al sueño,
ni amaneciendo en primavera.
Las tristezas desaparecen
solo si desaparece la existencia.
Languidecen con los años
acompañando con su canto la vida.
Te amaré así, con esta tristeza,
contándole al oído al viento
los días que imaginé verte
escondida en alguna sonrisa
o en el llanto apagado
del niño que perdió su madre.





PORQUE TE AMO


Porque te amo llevo tu imagen en mi espejo,
no me veo ya a mí mismo solo a ti.
Observadora lejana de mi mirada extraviada,
de mis viajes al limbo, ausente del mundo.
Buscándote en desconocidos y remotos parajes.
Y me miras a través del cristal empañado,
mientras mi rostro es un pedazo de marmol,
inmóvil en su gesto, con los ojos vacíos.
Porque el alma peregrina emprende el camino
sin avisos ni comparsas, sin llevar equipaje,
abandona mis horas tristes en busca de ti.


Porque te amo, son mis paredes lienzos vacios
donde mis ojos te dibujan febrilmente.
Luces, tonalidades, huellas, manchas,
imágenes que giran, se retuercen sin forma.
De pronto apareces tú serena, inmutable.
Entonces, te desvaneces entre sombras,
tus colores se hacen oscuridad y frío.
Ahí empieza la tristeza de tu ausencia,
de mi alma que se ovilla en una lágrima.


Porque te amo eres la estrella que visita,
en mis noches de inquietudes y silencios,
este cielo tan oscuro como tu pelo.
Brillas tan lejana, sola en la inmensidad.
Quizás como en sueños unas alas enormes
broten de mi espalda para volar por ti,
o tú desciendas por una escalera blanca
de miles de peldaños de oro y plata,
para hacer de mis noches, días sin fin.

AL CALOR DEL INVIERNO POEMAS DE DAVID GUTIERREZ Z.

Publicado por David Gutiérrez Zenitagoya miércoles 1 comentarios




AL CALOR DEL INVIERNO



Te conocí entre fríos y medianoches
días de pereza y bostezos largos
apretados luchando contra el frío,
con suspiros y te quieros.
Así comenzó una historia
con tiempos cortos y contratiempos
silencios y murmullos,
que hacían del reloj un enemigo,
al calor del invierno.
Y no hubo más que domingos
de lágrimas y promesas somnolientas,
complicadas treguas de madrugada.
Tus palabras se hicieron
sombras traviesas que jugaban
en la pared iluminadas apenas,
con las luces de una pantalla.
Eran el preludio de una semana
que vendría con ilusiones nuevas,
complicando tu vida pactada
entre soledades y silencios.
Era la lucha del amor nuevo
contra las espadas afiladas
de la legión de todos tus miedos,
al calor del invierno.






LAS PENAS DEL HOMBRE


Quién sabe de las penas de ese hombre
que arrea sobre el hombro ese bulto
mugroso y raído, cubierto de polvo.
Sus pasos cortos, cavilantes
con unos ojos cansados, empañados,
de las neblinas grises de los años.
Un rostro de piel ajada, raída,
como una hoja donde se escribieron
y se borraron penas sobre penas,
son surcos de lágrimas que araron,
un campo que ahora es árido
esperando la lluvia que no vendrá.

Quién sabe de las formas siniestras
que adoptaron sus soledades,
en tantos inviernos de fríos
y hambres que horadaron su vientre,
hasta postrar vencida su voluntad
de rodillas ante la injusticia.
Todas serpentearon con la vida
hasta quedarse inmóviles
haciendo valles profundos que
se petrificaron en ese rostro,
ahora parco y sin expresiones
como una vieja estatua de granito
que parte en dos con su rostro
el embate del viento helado
de sus solitarias madrugadas.





EXTRAÑANDOTE


Qué perezoso luce el minutero,
como una nube perdida,
tratando de llegar al sur
en un cielo sin viento.
Como una serpiente inmóvil de frío,
desierto de asperas rocas
y arenas erizadas,
deteniendo su ondulante avance.
Es la noche que ha empezado
llegó sin aviso y se cuaja sin vida,
una pintura inerte colgada
en esa cúpula fría,inmensa.


No sabes cuánto le haces falta a este mundo,
tu mirada de luna llena
haciendo de la noche, día,
tu silencio como el de una estrella,
el sonido de tu voz inundando el silencio
como las aguas de una cascada inmensa.
tu risa de río claro y transparente
que da vida aún sin quererlo.


Y llegas tú...
con un paso silencioso, como lluvia ligera sobre el tejado,
el reloj agitará sus brazos dispares
aligerando su tic tac,
la noche abrirá su manto bordado
de estrellas,
y yo revolotearé en torno a ti
como una mariposa hipnotizada por su flor,
alegre desde el alma hasta la médula
como un niño pobre
que celebra su primera navidad.





DE FRIOS Y RECUERDOS


Tu recuerdo me persigue como bruma,
el rezago de un largo invierno
que amenaza los colores, de una
insípida primavera que no cuaja.
Son los vestigios de miradas y sonrisas
que hacen de los amaneceres
los mas fríos al final del invierno.

Han llegado como ventisca helada,
el eco de tus promesas de amor,
de sueños que hoy son vagos recuerdos
imágenes borrosas, sonidos difusos.
En el limbo un silencioso volar
con tu nombre acechando en la sombra

Eres tú como inevitablemente fuiste
ese frío que calaba hasta la tuétanos,
o ese soplo gélido que entraba sin tocar,
solo se deslizaba por los resquicios
y de pronto ya lo llenaba todo.
Tú, siempre tú, inevitablemente tú.





LA SONRISA PERDIDA


Préstame la sonrisa que llevas de estreno
esa risa que opaca las risas ajenas.
Quiero probar a que sabe sonreir de nuevo,
ahora que mi cara se olvidó con la pena,
qué músculos hay que tensar para hacerlo.
Será que esa risa era la que yo presumía
y se fue entre las ropas de tu maleta.

Regálame la más estruendosa de tus risas
necesito oirla de nuevo, ya casi la olvido.
Entre tanta soledad todo se hace lejano,
ya los recuerdos son colores difusos,
una fotografía totalmente desenfocada.
Si la olvido no me culpes, es la vida
que barre sin reparar en recuerdos.






CANCION INCONCLUSA


Tengo una canción que no escribí,
no me diste tiempo a terminarla.
Se quedó con un silencio de dos tiempos,
luego de una corchea en sí bemol.
También me falta terminar ese poema
que empezaba con "yo te amo",
y quizás terminaría en una promesa,
o como en los cuentos leídos de niño,
con esa frase mágica: "para siempre"

Tengo unos acordes mudos todavía,
escondidos en el hoyo de la guitarra.
Descansan las cuerdas en sueño inerte,
esperando la caricia de unos dedos,
para romper el frío del silencio.
No dejes que la memoria se pierda
y la canción se diluya lentamente
con los remanentes de este invierno,
que recoge su valija y mis recuerdos.






TE QUIERO...



Te quiero...
Te quiero... para hacer ese paseo nocturno
en una noche de luna llena tomados de la mano.
entre susurros cariñosos y risas cómplices.

Para el día de fútbol, con los amigos del barrio,
y las novias presumiendo la pinta,
tu pegada a mi brazo y yo pegado a tu alma.

Te quiero para esas noches de quedar en casa
escogiendo una película que ya vimos antes,
una caricia, un beso, un vaso de refresco.

Y te quiero para mi día triste,
para que la lágrima no sepa a vinagre,
o quizás tu mano sea mi pañuelo de seda,

Te quiero para compartir mis alegrías,
el chiste que nunca supe contar con gracia,
tu risa benévola después de mi silencio

También para los días de frío,
mi abrigo tibio entre invierno y primavera,
y dormir en cucharita aferrado a ti.

Te quería para tanto y tantas cosas,
para todos los tiempos y estaciones,
para esta vida y las que me tocan vivir.
Es una lástima, tanto te quería,
en este mundo y en todos los míos,
y tú no quisiste venir,





TRISTEZAS


"Cuando el amor no es suficiente,
es porque no hubo suficiente amor"


No he sentido en mi vida entera
un adiós tan triste como tu adiós,
aún cuando la vida rebosa por los bordes
infinitos adioses, de partidas y despedidas.
No he saboreado lágrimas tan amargas
como las que me dejaste en los labios,
ese nudo que aprieta en la garganta,
que llevo como un collar de acero
del que no hay llave para quitarlo.



No he visto jamás días más oscuros,
que éstos, cuando ya no está tu luz.
Es una noche larga, de horas inmensas,
de un sol que no ha vuelto de su paseo.
Cielos tan ausentes de estrellas,
se fueron contigo, con un adiós.
Me dejaste las oscuridades eternas
como herencia de un amor perdido,
de uno que quizás nunca fue.



No hay silencio que sea tan tenebroso
como el que dejaste con tu silencio,
las canciones son letanías y oraciones
de un amor perdido, de uno olvidado.
Tu risa ya no repica en mis oídos
como campanas que anunciaban la alegría.
Hoy queda el eco lejano de tu voz,
de canciones,de risas,de suspiros...
Y de nuevo el silencio como bruma,
avanza inmutable, vuelve el dolor.



No hay camino tan largo y sinuoso
como el que empieza con tu adiós.
Con el equipaje de tus recuerdos
sobre la espalda, pesados como yunques
hiriendo las carnes con sus aristas.
Ha bastado caminar poco, y ya no hay
un camino detrás para volver
solo quedan los pasos solitarios
de alguien que algún día tuvo vida,
y hoy es esta sombra que avanza
en lo más oscuro del camino...








AMOR Y DISTANCIA


La distancia sin amor es lejanía.
Tu amor, hace de la distancia
una vereda tan angosta,
que separa apenas nuestras miradas.
Somos de un mundo sin dimensiones
sin gravedad, sin tiempo;
porque el tiempo es vapor agua
que sube y vuelve a caer,
a veces tan corto,otras tan largo,
si me atrapa el verde de tus ojos.
Y no corro ni estoy inmóvil
solo estoy en un trance místico
besando tus labios con una mirada,
dibujando el contorno de tus labios
con los colores del arcoiris.
Y la distancia es aliada para extrañar,
pero extrañarte es un suspiro hondo,
es amarte en un soplo de tristeza,
sin tenerte apretada entre mis brazos.
Es una vereda angosta que nos separa
hasta que otra vez tus ojos se abren,
y el mundo se convierte en un mural
lleno de imágenes y formas abstractas,
sin tiempo sin distancias absolutas
que impida una mirada tuya y una mía.





AMIGA TE NECESITO


Te necesito en esta noche de sábado,
cuando pesa la noche una tonelada y media
y las estrellas invitan a la nostalgia.
Amiga vamos a caminar por nuestras calles,
cuéntame otra vez tus historias de siempre,
yo te escucharé como si fuese la primera.
Reiremos iluminados con los destellos
de los autos que iluminan tu sonrisa.

Recuérdame amiga como siempre hiciste,
que eres la mejor curando mis heridas.
Esas que traigo al final de mis batallas.
Tus silencios y tus palabras, tu mirada
como paños fríos que mi dolor alivian.
Al final reiremos juntos como niños,
y tu pondrás tus manos en las mías,
yo te daré en una flor un "te quiero".

CANTOS DE SOLEDAD PRIMERA PARTE POEMARIO DE DAVID GUTIERREZ Z.

Publicado por David Gutiérrez Zenitagoya lunes 16 comentarios


NO DEJES DE LLAMARME AMIGO

(A todas las amigas a quienes di mi amistad,
una vez y para toda la vida...)


Amiga no dejes nunca de llamarme amigo
esa palabra es mejor que decir "mi amor"
porque los amores vienen y se van,
los amigos llegan a quedarse sin pedirlo
son inmutables al calentamiento global,
la destrucción de la capa de ozono,
y las caídas de precios en Wall Street.
Si pierdes un amor se te rompe el corazón
al perder un amigo se te rompe la vida.
Amiga por eso no dejes de decirme amigo.
Y si alguna vez yo dejo de llamarte amiga
sólo debes sacudirme fuerte del hombro,
para recordar que ha sido esa mano
la que me ha sacado tantas veces del hoyo.
Amiga si llegamos un día a ser amantes
no olvides jamás que antes fuimos amigos;
si somos lo que ahora somos entre suspiros
es por lo que fuimos antes entre consejos y risas.
Por eso amiga nunca dejes de decirme amigo;
porque el amor mueve el mundo entero,
pero la amistad con su calor inmenso, infinito,
es el que da vida a todos los mundos que existen.
Amiga si sucede que dejes de llamarme amigo
recuerda que el alma tiene memoria de elefante
y cuando vuelvas a decirme: "Hola amigo"
mi alma hará memoria, daré un gran suspiro
y diré como si hubiese sido ayer que nos vimos:
"¡Hola, querida amiga!"





RECUERDOS

estoy en silencio descansando en esta esquina,
donde te pienso sin poder evitar pensarte
en una esquina con un foco de luz amarillenta
y tus recuerdos revoloteando en mi cabeza
como polillas enloquecidas, seducidas por la luz.
No hay manera de alejarlas, llegan en enjambres,
me echo a recorrer las calles de mi barrio;
saludos ocasionales, luces que aparecen..
sigo mi rumbo y como mi sombra me sigues
dibujando en las descascaradas paredes
figuras que van tomando tus formas.
¡Hay que mirar mejor al cielo! -me digo,
pero la oscuridad total de esta noche fría
es peor que las paredes, es un lienzo negro
inmenso donde caben todas las imagenes de ti.
Qué persistente eres a través del tiempo,
ni las horas en avion han borrado mi rastro
tus sabuesos han seguido las huellas invisibles
bajo el cielo copado de nubes grises
y me han hallado en mi invierno limeño.
Hay tanto para recordar que las calles
con sus recovecos y pasajes no bastan
para consumir todos tus recuerdos.
Sólo apago el último cigarro de hoy,
abro la puerta y dejo afuera, esperando
la jauría de imagenes, olores, sensaciones,
sonidos, sentimientos...
Mañana, igual que hoy, al abrir la puerta
saltarán sobre mí, me morderán con furia
sacudiran sus fauces desgarrando mi alma;
hasta que un día, cuando ya no importe,
al abir la puerta ya no estarán más.





A UNOS LABIOS ROJOS


Me he ahogado en el mar rojo de tus labios
como un principe egipcio que lucha ignorante
contra el todopoderoso Dios de Israel.
Tus labios que emanan el licor dulce
que embriaga sin remedio al que bebe,
la miel que fluye delicada colmada de dulzura
y al beberla hasta la vida no es importante.
cuando veo tus labios me parecen
una flor roja con pétalos de terciopelo,
que guardan en su cáliz un dulce veneno
invitando a dar el más mortal de los besos;
son tambien esos labios dos gotas de lava
que fluyen de un profundo volcán ignoto
cuyo calor incendia sin apenas tocarlo,
si yo robara un beso, sé el peligro que correría
pero si he de hallar la muerte en tus labios,
dejame que duerma el sueño eterno entre
las sábanas de roja seda, aspirando tu aliento.







DE CASTILLOS Y PRINCESAS


cuando te conocí pensé, debe estar loca
mira que gustarle yo, tan orgulloso y terco,
presto el colmillo afilado listo a devorar,
mira que es inocente esta niña ya grande,
ha de caer de un solo zarpazo la moza,
que ganas de acabar triunfante la historia
como en todas mis historias épicas;
el final es una ovación para el caballero.
Pero tú te rendiste estratégicamente
me dejaste entrar a tus muros almenados
al cerrar el portón cayó la reja pesada,
fue colosal, una incruenta lucha idílica,
donde se quebraron escudos pesados,
y las espadas perdieron su aguzado filo,
ya casi sin fuerzas negociamos tregua.
cada vez que está en mi camino tu castillo
contemplo con nostalgia la mejor de mis batallas
donde nadie ganó nada, pero perdimos todo.





CANTOS DE SOLEDAD


Esta noche canto a tu recuerdo, con la guitarra en mano,
sólo pulsando las cuerdas sin atinar una melodía;
son mis cantos de soledad, donde las letras lloran
y todos los acordes menores son más sal a la herida.

Dibujo en mis paredes las notas invisibles de mi canto
y las letras se escriben con las luces de la calle
que se filtran mortecinas por los cristales sucios;
en cada canción mi alma alterna en las frases
tu nombre en todas las formas posibles de decir,
en todos los idiomas que intento comprender.

Y la guitarra llora conmigo si acaricio sus cuerdas,
porque mis dedos son extensiones de mi pena;
con voz bajita repito tu nombre, lo canto despacito,
como si tu oído estuviese a un respiro de mi boca,
imagino que la oyes como el canto hipnótico
de las mitológicas sirenas y que acudes al llamado
conmovida hasta las entrañas por mi tristeza.

Son cantos de soledad, el canto de mi alma triste
que no ha encontrado el remedio para no amarte,
es como llora la guitarra por mí, y si alguien llega
respiro muy hondo, cuelgo la guitarra sin prisa
esbozo una sonrisa y vuelvo a morir.




FELICIDAD


La felicidad, que calle tan corta y estrecha
pocas veces podemos caminarla toda,
a pesar de la brevedad que la consume.
Cuando te das cuenta ya saliste de ella
y al mirar atrás no hay más que una puerta
llena de goznes y bisagras herrumbrosas,
tan vieja como nuestros años vividos.
Qué efímera es, se va como el rocío matutino,
no resiste la caricia del sol que se descobija.
¿Cuánto dura?... yo hubiese retado a Einstein
a crear una fórmula que explicara el enigma.
La felicidad es nuestro cono de helado
derritiendose bajo un sol inclemente,
es tan poco lo que podrá gozarse y
nada evitará que se escurra entre los dedos..
Si eres feliz disfrútala que es tan fugaz su paso
que quizás no haya un día ni una hora más.






DOLORES Y MEDIDAS


hay cosas inmensurables en la vida, lo sé
tan subjetivo... decir te amé, ¿cuánto, cómo...?
Pero existe una medida que no falla,
es el dolor que sigue, la tristeza
al perder al objeto de tu amor.
Y tú me has dolido desde el alma
hasta la médula, los capilares y cada célula.
Si supieras que han habido noches
de almohadas inundadas en llanto
despertar y bajar la vista con verguenza
como el infante que moja su cama,
quien dormido perdió su fortaleza
y las lágrimas de su prisión huyeron.

Son dias y días que se reproducen indénticos
cuando el tic tac de todos los relojes
se oyen tan lentos, con un eco siniestro;
el minutero avanza con pesada agonía.
Quizás pensamos que son demasiadas horas
para soportar tanto dolor por un día.

Si te contara el techo de la habitación
las eternas pláticas y monólogos insomnes,
de esas eternas esperas por dormir.
las veces que la madera de mi vieja guitarra
repiqueteba con lágrimas caidas,
cuando el recuerdo se hacia melodía.
de cuando fuiste mia, y cuando fuiste de él.
Mas que guitarra fue el cofre de pino
que guardaba mis íntimos secretos,
la que entendia mis palabras austeras,
el pañuelo que secaba mis lágrimas.

Los calendarios ya pasan al vuelo,
el reloj ahora es un correr sin esperar,
hoy he vuelto a decir tu nombre
han pasado tantos años y soledad,
no suena igual a aquellas noches,
un brillo trémulo se delata en la mirada
al pronunciar la última sílaba,
respiro hondo, apago la luz... duermo.





AMOR Y DINERO

Un dia elegiste entre el amor y el dinero
obvio perdió el primero, muy a pesar mío.
Tus labios susurraban mil juramentos,
que tu amor era por los siglos de los siglos
el amén lo diste en el altar con un sí,
por alguien que pagaría el precio
que exigía tus vanidades y la familia.
Me aleje de ti sin rabia, ni despecho,
hice que me odiarás para evitar flaquezas,
no hay peor cosa que enfrentar el amor
contra un cheque de varios ceros a la derecha.

Sé que eres feliz, o al menos lo pareces,
la familia ejemplar, la envidia de los primos,
pero.. ¿Qué valor tendrá si fue negocio?
Sé que en esto del amor hay rarezas,
amores aparecen y crecen de la nada,
pero el tuyo crecía con tarjetas Visa,
vacaciones de verano en Florida y
un crucero sin escalas al caribe.
En la vida real... no hay moralejas,
tu vives como princesa de cuento
viajas solamente en primera clase,
y te dicen con reverencia "señora de tal"
Me pregunto si el amor, en este siglo,
no es algo que sea imprescindible
o será que el amor mas grande que existe hoy
es el que cabe en un bolso de Versace.






EL POBRE


De penas y hambres habla el pobre
doblegado por el frío en su lomo
se sienta resignado ante una mesa
sin esperanza en sus ojos perdidos
recorriendo con su mirada errática
los resquicios llenos de insectos.
de las viejas paredes de barro
no se detiene a mirar la mesa
porque nada hay que mirar ya,
hace tiempo los platos duermen
empolvados en una esquina
apilados en una caja de cartón
Hace tiempo que sus manos vacías
son el plato inmenso que nunca
se ha llenado hasta sus bordes.
¡Ah pero cuanta alegría!
esta noche el bebé ha dicho "mamá"
y un perro fámelico ensaya un ladrido
ovillado en el piso debajo de la mesa,
animado por el alborozo de los padres.
Vuelve el silencio... se toman las manos,
y como cada noche hacen una oración.





AMOR PERFECTO


He nacido en el día y lugar equivocado,
debí nacer cerca del barrio de tu infancia
y con solo horas de diferencia,
cuando tus ojos se abrían enormes a la vida.
Hubiera sido perfecto ser tu amigo de siempre
enamorarnos con la inocencia primera,
sintiendo que las mejillas se incendian
con solo el toque de nuestras manos.

Perfecto si tu primer beso hubiese sido el mío
escondidos detrás de algún árbol del parque
respirando por primera vez de tu aliento
viviendo del aire que tú respirabas.
sublime si hubiesemos crecido y amado
con las mismas vacaciones y feriados.

Pero estas son las paradojas del amor,
encontrarnos con la vida hecha un nudo
amándonos como si fuese antes de esta vida.
Triste destino es enamorarse de verdad
siempre será el año, el día, la hora errada
y cuando no es eso, es la persona equivocada.

DE SUEÑOS Y ENSUEÑOS, CUENTOS INEDITOS DE ILIAS RIVA

Publicado por David Gutiérrez Zenitagoya viernes 0 comentarios



LA DIOSA DEL CORAL

Hace mucho, mucho tiempo, en el país de los corales vivía una Diosa tan pequeña como solo puede serlo la lejanía de una estrella para los ojos de un niño. Allá abajo, desde hace muchos y muchos siglos, existía el palacio de cristal y ámbar donde vivía aquella pequeña Diosa.


Era un palacio hecho por luz y color, un lugar donde el tiempo, la incertidumbre del futuro y la añoranza del pasado no podían quedarse: la pequeña Diosa vivía desde siempre, más allá de cualquier nostalgia, desde el momento de concepción del mundo de las ideas, desde el mismo momento en que una criatura mortal había aprendido a soñar. Así que, cada vez que una idea o un sueño o una fantasía aparecían al umbral de la mente de un cualquier ser mortal, el palacio de cristal y ámbar relucía un poco más y se llenaba de resplandores y matices hasta entonces desconocidos.


Esta Diosa tenía en los ojos los abismos eternos del mar y el color que teñía de transparencia su mirada, era la utopía de viejos marineros que veían los ojos de la Diosa asomarse a las olas cuando entonaban sus melancólicas cantilenas, era la esperanza de ver sus pensamientos flotar ligeros y sin consistencia entre el mar verdoso y la estela plateada de la primera luna. Su cabello tenía el reflejo de minúsculas astillas de coral atadas por sutiles hilos de red que los pesqueros habían perdido o que se les habían escapado en alguna lejana noche de tormenta
Era, la Diosa, la única guardiana de las fantasías y de los sueños de miles y miles de seres humanos.


Una noche, una noche igual a muchas otras, la luna sentada en su trono de aire, ojo de diamante que dispersa la oscuridad, en aquella noche la fantasía de un Hombre se espejó en los ojos de la Diosa… Y la Diosa vio aquel Hombre como si él hubiese estado allí: sus ojos grandes encima de ella, perfiles de almendras entre el agua del mar y la profundidad que siempre la había aislado de la noche del mundo mortal, parecían reflejarse en la luz de ámbar del palacio. El corazón de coral de la Diosa se sintió entonces golpeado por una sensación nueva y nunca experimentada: como un dolor, como el toque eléctrico de la medusa y a la vez una alegría desconocida, una ternura, que nunca de esta manera la habían poseído. Y un perfume de madreselva y fresa pareció durante un momento eterno cautivar en sí la total inmensidad del mar casi transformando el verde de sus aguas en el verde de hierba y bosque, en tierra húmeda de lluvia.


En el mismo instante, en una tierra donde muy tarde se pone el sol, el aire se llenó del perfume del mar, de aquel sabor que dejan las olas cuando naufragan solitarias contra los escollos, aquel olor a agua salada que hiere los pómulos y deja en los labios restos de lágrimas
También el Hombre que se balanceaba perezoso sobre su hamaca, que balanceaba la noche y el cansancio, sintió un dolor explotar en su corazón: una espina de zarza clavada duramente en su alma y, al unísono, una alegría inmensa que parecía hacerle olvidar el silencio y le invitaba a cantar.
Y vio a una mujer pequeña ondear en sus pensamientos hechos ya agua y sus ojos reflejados en un palacio diferente… cristal y ámbar
Se estremeció el Hombre y la imagen desvaneció
Simultáneamente, en la profundidad del mar, los ojos de océano de la Diosa se cerraron y la imagen de aquel hombre desapareció dentro de juegos de agua.


“Qué sueño tan raro – pensó el Hombre – además raro porque yo nunca recuerdo mis sueños…y sin embargo ella parecía estar aquí a mi lado…”
“Qué fantasías tan raras – dijo a media voz la Diosa – él parecía estar aquí a mi lado… y sin embargo yo solo vigilo sus sueños…”
Pasaron los días en aquella tierra donde el sol se pone tarde y largas y cálidas noches pero el Hombre ya no sabía quedarse lejos de aquel primer sueño recordado: regresaba al bosque, balanceaba la noche y su cansancio, y una y otra vez volvía a ver a la Diosa
Ella sonreía al sueño que cada vez él le entregaba y el tiempo, que hasta entonces nunca había vivido en el país de los corales, empezó a hacerse real, casi humano.


La Diosa esperaba a la noche para encontrar aquel Hombre tumbado entre las encinas; aprendió, desde dentro sus ojos dulces de miel y nueces, a conocer la realidad el mundo, el color blanco de las flores del almendro a primavera, el trigo dorado que tontea con el viento, la rigidez de las piedras y la suavidad de las nubes… Y él aprendió, desde dentro sus ojos de jade, el nombre de todas las olas del mar, el toque leve de sus aguas y los secretos de antiguos tesoros y, entonces, la luz del palacio de cristal y ámbar fue la luz que iluminaba sus noches y los corales rojos se entrelazaron a su corazón.


Mientras tanto, hilos de hierba y espino albar se hicieron guirnalda para coronar el corazón de la Diosa. Así, cada noche, dos seres tan diferentes intercambiaban sus corazones y juntos aprendían el amor

Luego una noche, de repente, se deshizo el cristal del palacio allá abajo en el fondo del mar como si un fuego inmenso lo hubiese envuelto en sí y la Diosa se encontró balanceando al lado del Hombre en aquella tierra donde el sol se pone muy tarde. Se hizo mujer y aprendió el tiempo, las estaciones, el nombre de los vientos y la realidad del mundo. El Hombre aprendió a soñar, a pintar con colores sus ideas, a narrar miles de cuentos en las tardes de invierno…

Vivieron juntos hasta que su tiempo se hizo polvo…y entonces el viento les recogió entre sus dedos de aire, los transformó en canción y aún el viento les lleva consigo….

Cuando estés triste y la Diosa Pandora no te deja ver lo que lleva consigo y no sabes que su último regalo al mundo fue la Esperanza…siéntate, allí donde estés, porque el viento también para ti volverá a cantar aquella vieja canción:

“Vivía en el país de los corales una pequeña Diosa…. “









EL LOBO QUE SE ENAMORO DE LA LUNA





Erase una vez un bosque encantado, un bosque lleno de tilos y musgo, de árboles altos y fuertes pero también lleno de flores pequeñas e hilos de hierba, de violetas y lilas, de margaritas y rosas selváticas
Al comienzo del verano, cuando el cielo se vuelve más limpio y el aire esta calido y humedecido por instintos de amor, los tilos empujaban hacia el cielo sus flores y el perfume tan intenso y persistente dibujaba en el aire pequeñas gotas de hechizos de amor…


En una de aquellas noches, el cielo azulado parecía ser una capa de seda lisa, un Lobo Solitario iba por el bosque pensando que le habría encantado que las niñas que jugaban por el día cerca del río no le tuviesen miedo… pero, los antiguos cuentos siempre habían hablado de lobos malos y nadie, nunca, se había preocupado de rectificarlos


El Lobo caminaba como ausente, no miraba a su alrededor porque solo veía su alma tan frágil dentro su cuerpo tan fuerte… por esto no se dio cuenta de aquella Diosa, allá arriba, que le miraba La Luna, señora de cada cielo, se deslizaba graciosa sobre la capa de seda de la noche no quitándole nunca ojo al Lobo Solitario que andaba allá abajo en el bosque...
“Cara de luna llena…luna dorada…ojos fríos hechos de hielo e inocencia…¿Quién te ha colgado allá arriba?” le preguntaban las Hadas…
Pero la Luna, perdida en el andar lento del Lobo, no les contestaba.


Fue por casualidad o por suerte, que de repente el Lobo levanto los ojos hacia el cielo y en el momento en que la vio, se enamoró de la Luna
Los ojos amarillos del Lobo se fundieron en la cara dorada de la Luna que sonrió y entonces una lágrima se hizo rocío para calmar la sed del Lobo.
Entonces, Hadas y Duendes se apretaron alrededor del Lobo y, cantando, le dijeron:
“¿Quién la ha colgado allá arriba? Sube, sube sobre el tilo y acaricia su sonrisa…”

El lobo, de repente ya no se sintió solo en su andar, corrió hacia el tilo más alto y lo intentó…lo intentó… intentó subir pero cada vez deslizaba y caía…
“¿Quién la colgó allá arriba?...Baja, baja y corre al río y acaricia en sus aguas su sonrisa…” le decían las Hadas.

El lobo ya no se sintió solo en su andar, corrió hacia el río, metió su pata donde vio el reflejo y la cara de su amor, la Luna, pero así la alejo produciendo escalofríos de agua…

Lloró el Lobo, lloró mucho el Lobo que nunca había amado
Y la Luna que desde allá arriba ya le amaba, desató uno de sus rayos y la mitad de ella se hizo escalera de manera que el Lobo pudiese subir.

Desde entonces, en las noches de luna llena, ves una sombra en la luna: perdido en el hechizo del amor, el Lobo esta sentado a su lado y canta para ella melodías lejanas
Cuando luego la Luna se hace dulce por su cantar, la mitad de ella de deshace y luego se vuelve cuarto hasta que otra vez se hace entera llena por el amor de aquel Lobo.











LA PEQUEÑA REINA DE LA AURORA




No la podías encontrar nunca antes del alba…
Por la noche dormía en el lecho del río, su cuerpo se fundía en el agua, como suelto, licuado en la tranquilidad eterna del devenir…
Se quedaba horas dormida entre las aguas, allí donde los muguetes perfuman otra y otra vez la capa reinventada de la primavera, donde las hormigas buscan casa entre los hilos de hierba y donde las piedrecillas, incapaces de deslizarse por el camino del tiempo, se quedan tumbadas en la orilla rozadas por el movimiento lento del río…


La Pequeña Reina de la Aurora no había escogido su casa, un hechizo la había obligada a su largo sueño: ella no conocía el día y la noche, no conocía la cara de plata de la luna ni sus ojos brillaban en el sol y no llamaba por su propio nombre a las estrellas…
No conocía nada más que no fuese el alba: ni los juegos de los niños ni las promesas y los suspiros de los amantes…
Solo el Alba en su nacer la levantaba desde el lecho del río y la llevaba hasta el mar…
La razón de aquel antiguo hechizo que la ataba al río, para ella solo era un ligero polvo dentro de recuerdos olvidados; no habría podido explicar porqué su cuerpo se encontrase allí, deshecho en las aguas del río todo el día y una noche más…y luego otro día y otra noche hasta que acabe de cantar el tiempo…


La Pequeña Reina de la Aurora ya no tenía pensamientos y tampoco emociones: solo conocía a una pequeña mano vestida de colores que la transportaba cada mañana hacia el mar… Allí, ella saludaba la ultima estrella de la noche, la primera fúlgida luz de la mañana y, como si esta luz fuese el último caminante sin camino, con delicado respeto reclinaba la cabeza y le sonreía…
Cuando el Alba llegaba, la Pequeña Reina de la Aurora se despertaba y su cuerpo cogía valentía, su cuerpo estibaba la pereza, se vestía de fuerza y se dejaba llevar hacia el mar…
Ella conocía esta gran diferencia entre su río y el mar: conocía su continua diversidad, conocía sus olas y el arrecife y la playa, conocía las miles facetas del mar…
El Alba la levantaba en sus brazos y la llevaba hasta él…
Aquí la Pequeña Reina de la Aurora se erguía recta en su túnica de olas turquesas, abría sus ojos y se veían del mismo color del agua del mar, levantaba sus brazos, abría la palma de sus manos, levantaba todo su cuerpo y empezaba su saludo al sol…


A medida que los colores la rozaban, su túnica se inundaba de luz y su rostro estático hasta entonces volvía de repente a transmitir emociones en un movimiento continuo…el rosa el amarillo el naranja el rojo del cielo la vestían en aquella paleta de cambios rápidos…la vestían y la desnudaban…la abrazaban y la soltaban…
Entonces ella, la Pequeña Reina de la Aurora, baja los brazos y la cabeza, luego junta sus manos como rezando, se inclina y da las gracias al sol…
En aquellos instantes, ella, suelta para siempre en las aguas de un río, se hace Señora y Reina de la Aurora, dueña de un mundo todavía dormido, acariciado por la última estrella y la última luna…
Se hace Señora y Reina de sí misma y de su mundo y solo entonces, rezando y saludando al sol, se acuerda de haber sido niña en algún lugar del mundo, se acuerda de amores y emociones compartidas que duraran para ella ya solo un puñado de minutos luminosos, los mismos que necesitará el sol para renacer al este desde los abismos del mar, después de haber muerto a occidente en otra danza de colores…


Exactamente la salida del sol era el nacimiento cotidiano de la Pequeña Reina de la Aurora, el gran milagro de la mañana: colores que danzan, se funden, crean matices y reflejos siempre nuevos o quizás iguales en las nubes y en el cielo limpio, este devenir eterno que hace posible que de una mezcla de colores nazca el día, la cuna de nuestra misma vida…

Volvía a componerse el agua del río después que un remolino de corriente la había envuelto y acogido en su vórtice profundo
Y la Pequeña que ya no era Reina ni Señora, volvía a fundir su cuerpo en la aguas del río y volvía a se aquella sombra sutil que puedes ver si pruebas a mover con tus dedos el río…eterna parte de un todo que no se ve y sin embargo existe…en cada pequeña gota…en la quela voraz del cangrejo…en los brazos de clorofila del sauce que acarician el agua…y en la carrera del sol hacia el tiempo y hacia otra noche y luego hacia una nueva mañana….









LA COMETA






La niebla llega del mar, ola húmeda de ansiedad y misterio, ola humedecida por viejos pensamientos y viejas lágrimas estancadas en el corazón…. corazón lavado con sal, de colores opacos… y sus colores son cristales, el mar les ha forjado en su historia infinita de abismos profundos, de alejamientos y regresos…
El mar les ha alisado, cristales redondeados por la sal y las olas…olas que van y regresan…y regresan y vuelven a acariciar…
Y aquel dolor tan feroz que juega al escondite entre lágrimas y sonrisas, aquel antiguo dolor incandescente, llama movida por el viento…llama de amor sumergido…mamá…no vuelves…fuera…fuera de aquí…..

La niña en la playa perseguía su cometa pintada de inocencia…
La alegría, irreverente señora, estaba sentada en medio del cielo azul insolente donde los rayos del sol cosían bordados originales entre las nubes…
La niña en la playa perseguía su cometa…sabía que no sabía el destino de su vuelo…
Alta en el cielo, la cometa inventaba nuevos bailes junta al viento, piruetas y piruetas…y el hilo de aliento que la ataba a los dedos sutiles de la niña, era su único amparo en la tierra…
Qué amparo…qué cercanía…qué lejanía en su correr y subir siempre más alto…y más arriba aún…


La niña en la playa perseguía el vuelo su cometa, perseguía el recorrido secreto de su vuelo…
…Te buscaré estrella…dentro de aquel vuelo te recuerdo…
Sus ojos…sus ojos, lluvia otoñal, inventados en el tiempo que corre y va, nunca listos para ser arco iris de colores, lluvia estival que mitiga la sed de la tierra…lágrimas…es una lágrima el vuelo imaginado e imaginario de su cometa…
Sí…lo recuerdo…


La niña en la playa persigue con el pensamiento una cometa que no ve: sigue su recorrido imaginando su ruta pero…el recorrido del viento le roba el aliento, le parte el corazón…todo va tan de prisa…
Corre…corre…vuela…


Un vuelo ya solo imaginado y la cometa es fantasía, el sueño que te roza y besa las sonrisas…y quien no posea sonrisas, pues, llora lagrimas de tristeza que construyen estatuas de sal en las mejillas, estatuas de sal prisioneras de ojos cansados, estatuas que otras lagrimas desataran y el mar las hace suyas en un eterno volver…sí, volver…
La niña ya no ve la cometa ni ya la imagina, ni ya se acuerda de haber tenido una cometa…eh niña…aquel sueño…tu cometa…


No ve y no conoce el recorrido de su vuelo
Una bruja en su corazón encadena el sueño y la cometa ya no tiene hilo…
Un ángel…eres un ángel…¿y tu cometa?
No escucha ni quiere escuchar…
Hay una estrella allá arriba

La fórmula del dolor es la misma fórmula de la alegría: la misma intensidad, misma locura, misma inmensidad

Una niña en la playa sola junta a su destino…una ola recoge trapos mojados, una vida que se olvida de si misma…cuatro trapos…vuelve de donde has venido niña…
Una ola…la ola roba los pensamientos, los maltrata en su devenir…alta y baja marea…

Una niña en la playa se ha perdido, ha encadenado la cometa al arrecife…ha cogido su perro…ha dejado su sueño…humo en sus ojos…niebla húmeda de una noche partida …niebla desde el mar…ha cogido su perro
En el reloj del campanario daban las horas, toques de un tiempo que no ha esperado nunca que tu corrieses con él
Cógeme la mano…háblame…no te decepcionare otra vez…

Una niña
No hay ninguna niña en la playa
SE olvido su sombra…¿ Qué hará una sombra sin un cuerpo al cual agarrarse?... ¿ Qué va a decir…cuales palabras…
Las sombras se deslizan en la luz, no tienen palabras que decir
¿ De qué hablabas…?
No hay ninguna niña en la playa…


LA SOLEDAD


Dicen que a la soledad
hay que temerle,
porque los recuerdos vuelven
y tus lágrimas brotan.


Dicen que la soledad
es la muerte en vida
porque pasas los días
en constante agonía.


Dicen que la soledad
es la cárcel de tu destino
porque detienes el tiempo
de tu camino.


Dicen tantas cosas
tan crueles de la soledad
que lo único que yo podría decir...
¡Que es mi amiga!


Porque ella me invita
a valorar lo que es la vida
porque ella me permite
tener momentos para mí.


Porque ella me recuerda
que la luna brilla,
y que las estrellas
son hechas para mí.



La soledad debe ser bendecida
mientras la veas
como una buena amiga,
date tu tiempo
y reflexiona sobre tu vida.


Jamás la veas como enemiga
Tenle respeto, acercate a ella
y cargate de energía
y simplemente... Sé Feliz.






MI CORAZON LLORA




Mi corazón llora
porque no te puedo ver.
Mi corazón sufre,
porque no te puedo tener.

La distancia es la encargada
de alejarte de mi ser
Aunque sé que mi esperanza,
me grita que algún día te veré.

Por las noches te recuerdo,
acostado junto a mí
nuestros cuerpos fundiéndose
sin dejar de sonreír.

Me acariciabas con ternura,
despertando mi locura
Y hoy te siento en la distancia,
siendo esta mi desventura.

Lágrimas derrama
mi corazón atormentado.
Lágrimas derrama
porque no estás a mi lado.

Y siento que te pierdo
sin remediarlo.
Siento que te alejas
sin que pueda evitarlo.





EN UN CIELO ESTRELLADO



En un cielo estrellado,
¿qué busca la luna?,
quizá una sonrisa pura
que deleite la noche
con su delicada frescura.

¿Qué busca la noche?
quizá a los amantes
que despiertan su lujuria,
desbordando toda su pasión
y su amor sin derroche.

En un cielo estrellado,
¿qué busca el mar?
quizá a la luna,
quizá a la brisa.
Y al viento, dejándose llevar.

¿Qué busca el tiempo?
quizá dejar solo recuerdos
que taladren el alma,
con aromas que penetren
en los cuerpos dormidos.

En un cielo estrellado
esbozo mi mejor sonrisa,
recordando tus toques traviesos.
Sintiendo este amor intenso
Como una bella locura.






AMISTAD VIRTUAL



Entre líneas me encontré
a un hombre en un Chat
muy gentil me saludó
y al caballero cortésmente contesté.

Entre risas le leí, claro,
sin burlarme yo de él
pues buscaba a una mujer
que le pudiera comprender.

Con el paso de los días
nos saludábamos con alegría
y entre risas compartidas
nos conocíamos día a día.

Un privado me pidió
y con gusto se lo di
identificados por la soledad
iniciamos una bella amistad.

Hoy en día nos saludamos
con el gusto del primer día,
él sigue buscando a su Dalila
y yo le festejo su lozanía.

Soy su cómplice, soy su amiga,
le deseo lo mejor,
y ojala que algún día
encuentre el verdadero amor

La amistad es tan real
cuando entras a un Chat,
No hay fronteras para comunicar
cuando te entregas con honestidad.

Con cariño te dedico
estas líneas de amistad,
esperando que algún día
tengamos un encuentro real.







A MI MADRE



Veo tu rostro dibujado en el cielo,
brindándome una sonrisa dulce y delicada;
las estrellas que te acompañan con desvelo
envidian tu ternura y tu mirada.

Fuiste la mujer que la vida me dio
pero que también con dulzura me protegió;
tu firmeza ante el regaño jamás flaqueó
sostenida del padre que te amó y respetó.

Guerrera incansable de la vida.
Luchadora de su hogar con valentía.
Ejemplo de Mujer y gran guía.
Esa fuiste tú ¡Madre querida!

Dios bendiga la herencia que dejaste
al procrearme en el sendero del amor,
porque cada mañana al recordarte
mis hijas me regalan un beso y una flor

Cuántos momentos gratos guarda mi corazón
Al recordar a mi Madre con devoción.
Este homenaje de amor le brindo hoy
a mi Madre, que desde el cielo me inspiró.







NO ME PIDAS



No me pidas que adivine lo que sientes
mejor expresa tu sentir sin cobardía,
que al callar te alejas de mi vida
y sinceramente… no quiero perderte.

No me pidas que adivine lo que sientes,
ni pretendas confundirme ante la vida.
Solo dime si tu amor me pertenece,
quiero escucharlo mirándote a los ojos vida mía.

Un te amo que tus labios me lo digan,
mis oídos te lo agradecerían
y en el lecho del amor te entregaría
Mi cuerpo por completo en sintonía.






PIENSALO BIEN



Hoy me siento desarmada
ya no sé ni que pensar
no recibo tus llamadas
mi teléfono no suena más.

Solo te quiero preguntar
si quieres que te diga adiós,
el adiós es para siempre
el hasta luego para cualquier día.

Respetare la decisión que tu elijas.
Pero, piénsalo muy bien
“hasta mañana es seguir juntos”
solo dime si te gustaría.


No te presiones en contestar
que mañana comienza un nuevo día,
solo le pido a Dios que te ilumine
Y me contestes sin cobardía.

Cuánto tiempo podré esperarte?
No.. no lo se, quizá mientras yo tenga vida,
pero también corro el riesgo
de sentir otra piel junto a la mía.

Mis palabras no las tomes como reto
considéralas nada más,
que la decisión que tu tomes
yo la sabré respetar.


Si me dices hasta luego
será que nos veamos cualquier día
y solo nos saludaremos
como amigos en un bar.

Si de tu boca yo escuchara
un adiós definitivo,
yo prometo alejarme de tu vida
y de mí no sabrás jamás.

Pero más me gustaría
el poder escuchar de ti,
“hasta mañana vida mía”
está decidido ya.







PROMESAS FALSAS



Me dijiste un día
que tu amor me entregarías día a día
que tus besos siempre los tendría
y que yo jamás sufriría

Me dijiste un día
que contigo nada me faltaría
y que todo se compartiría
y que la complicidad nos acompañaría.

¿Qué sucede ahora?
que las tardes se me hacen largas,
que tus besos no recibo en las mañanas
y por las noches solo tomas a la almohada.

¿Qué pensamientos tienes?
que ya no me incluyes en ellos,
que tu mirada esquivas
Y soslayamos nuestros cuerpos.

Cuántas promesas hechas
cuántas palabras dichas,
cuántas mentiras fraguadas,
Y yo esperando tu mirada.

Sé muy bien que algún día
entenderás que tú perdiste más,
porque mientras yo te amaba
tú solo jugabas.

En el recuerdo de mis sueños quedarás
pero sin perder la ilusión de volver a amar.
Y si algo te tengo que agradecer
es el que me hayas enseñado a amar.

Mis sentidos los despertaste
y no se dormirán jamás,
porque he descubierto
mi capacidad de amar.






ANIVERSARIO



Hoy es nuestro aniversario
de mantener vivo nuestro amor,
de despertar ilusionados
y de sentir nuestro calor.

Ven siéntate a mi lado
vamos a recordar,
cómo nos conocimos
platicando en un chat.

Fue tanta la empatía
que apuramos el encuentro real
yo nerviosa…tú sonriente
parecíamos dos adolescentes.

Entre lágrimas y risas
platicamos nuestra verdad,
coincidiendo situaciones
que nos unían cada vez más.



Con el paso de los días
decidimos unir nuestras vidas,
festejando con alegría
nuestra madurez en sintonía.

Hoy festejamos nuestro aniversario
Pero no es un festejo más.
Juntas las manos tenemos
recorriendo caminos y senderos.





ESA MUJER…ES MI AMIGA


(Para Miriam… mi linda amiga argentina)



Quién es esa mujer,
que de la noche a la mañana
un día cualquiera me saluda
En la sala de un chat?

Quién es esa mujer,
que con el paso del tiempo
busca mis palabras de aliento
disfrutando conmigo una charla.

Quién es esa mujer,
que rompe esquemas
disfrutando de la amistad
iluminando su cara al sonreír.

Quién es esa mujer
que ha robado mi cariño,
y me ha enseñado a sentir
que la amistad no tiene fronteras.



Esa mujer… es argentina,
esa mujer… es sencilla,
esa mujer… es grandiosa.
¡¡¡Esa mujer… ES MI AMIGA!!!






SILENCIO DEL ALMA



Un silencio profundo se ha robado mi alma
y evita que mis sentimientos fluyan y los exprese.
Quizá porque ya no quiere que mi corazón sufra,
quizá porque ya no quiere que mi cuerpo extrañe.

Un silencio profundo se ha robado mi alma
y con él se ha llevado mis sentimientos más nobles,
dejando en mi corazón solo desprecios y rencores,
dejando sentimientos enfermos y muchos temores.

Un silencio profundo se ha robado mi alma
y quiero saber dónde la tiene, dónde la escondió.
Quiero luchar para recuperarla y volver a amar,
y así olvidar a quien dañó mi noble corazón.

Un silencio profundo se ha robado mi alma
y necesito recuperarla para vivir con Dios,
necesito vivir con ilusiones y también enamorada.
¡Devuelve mi alma... Porque yo no te debo nada!


Un silencio profundo se ha robado mi alma
y necesito recuperarla para vivir con Dios,
necesito vivir con ilusiones y también enamorada.
¡Devuelve mi alma...Porque yo no te debo nada!


Mi único pecado fue amar y entregarle a él mi vida
¡Devuélvemela...te lo suplico!... Necesito que el silencio se vaya,
que mi alma vuelva a tener vida
para poder sentirme cobijada, ilusionada... enamorada.


SEGUNDO POEMARIO DE ANA ESTELA PEREZ "INXKRA"

Publicado por David Gutiérrez Zenitagoya jueves 3 comentarios


ROMPIENDO ESQUEMAS

(A David)



Es delicioso estar pensado en ti, cada palabra que emites está sembrando una dulce controversia. Ya no sé si es en plena batalla me has ganado sin pelear… o que simplemente todos mis esquemas se estrellaron ante tu seguridad, ¡no lo sé!... Sólo puedo decirte que vienes a mi mente, cada momento, en cada instante….. Yo no soy poeta….. nunca podré serlo…. Sólo soy un alma que desea ser amada…y tenerte... ¡Tan sólo tenerte para pertenecerte!…….


En unas horas has hecho que piense en ti para toda una vida…. ¡y eso no puede ser! … ¡Pues yo que no creo en el mañana! …..Para mi lo tangible es lo verdadero…. para ti lo sensible es lo auténtico; mi mente se revela, se revela ante tanta inseguridad cuando he sido tan coherente en las acciones de mi vida…. Yo tan indómita, me vuelves flexible, tú tan sereno te veo tan firme, acaso…. ¿Acaso?… ¿me hechizaste?


No quiero perder la cordura, pues mi mundo ha construido muchos muros, que con tu sola presencia haces que se hagan brisa, aunque no te percates… en eso abrazos tántricos…haces que te entregue el alma…. Veo con alegría, que mi insuperable rebeldía ante ti se rinde… ¡Ea, Pues!… esta amazónica guerrera se despoja de sus armas….. Pero no te confíes….. Siempre cargo como buena tahúr un as bajo la manga….y mantente alerta…. ¡Siempre alerta!, pues no sabes que como las mantis religiosas, o a aquellas arañas llamadas viudas negras, te puedo hurtar la vida, después de un encuentro sensual, aunque sea mental.


No entiendo como hiciste para despojarme de mis defensas tan perfectamente planeadas, ¿acaso es tu espada de luz?, que me ha hecho enceguecer ante su resplandor, o fue por lo menos ese escudo de fuego que repele todos las embestidas de mis asaltos…. haces que rompa esquemas, que por más que los defiendo…. los vuelves de seda, que se rasgan ante el filo de tu sable. Las mejores victorias, son aquellas en donde no se disputa y se forjan en una guerra no hecha, por inútiles que sean los motivos. Para dirigirte a ella, termino rindiendo mi reino a tu soberanía. Todos mis movimientos felinos, se hacen en un ronroneo gatuno ante tu gallardía de león.


Y te encuentro deliciosamente. Sensible, aunque en lo tangible, me demuestras tu temple de acero. ¿Eres de este mundo? O las huestes angelicales, me mandan una lección más que aprender. Te descubro hurgando mi vida, pero no temo lo que encuentres en mi pasado, el miedo se traslada a no encontrarte en mi futuro, a perderte en un momento del presente, y se contrapone a la búsqueda siempre tengo de la soledad…


Me sorprendo haciendo corazones en una hoja de papel, cuando lo consideraba una cursilería inútil, sonriendo a una nube rosa, pero siempre supe que era un fenómeno físico de la luz blanca en los cristales de agua, y que no había trascendencia….. ¡Bah!..... ¡No te digo!...... Otra vez soñando… haciendo conjeturas de ti, de mí……. Y no sé quién eres en realidad……


Habrá en algún momento reservado un pedazo de cielo, destinado para nosotros, buscando, revelar para ti ese velo sensual, dejando que tu boca recorra y descubra el fuego que no quema…. ¡Pero que arde en mi interior!.. Quiero ofrendarte cual entidad divina un altar dentro de mi ser, un homenaje al príncipe de mi isla, que recorra tan cual Robinson dejando su huella en mi playa, sembrando botones de rosas en mi vientre, haciendo mareas en el sur de nuestros entes, haciendo que exclame al cielo tu nombre, grabándome en cual hierro al rojo vivo tu piel, tu ímpetu, mi éxtasis…..nuestra entrega.


Solo sé que quiero que me ames, que ates mi cometa a tu estrella, que elijas ir al norte o al sur de mi cuerpo, pero que comiences con mis volcanes que ya están escupiendo lava desde el torrente interno del alma, pasando por el centro del corazón. Tenemos disputas tan sencillas y al mismo tiempo tan profundas me haces sacar lo irreverente, lo incoherente y hasta lo indecente,…. Pero quien dijo que el amor es Racional o Lógico. Por que al tomar mi mano tu contacto hace que pierda hasta la razón, que el corazón se trastoque con tus besos en mi cuello, y mi cuerpo reclame tus brazos, pues solo así puedo sentir el temblor de tu ser, ardiendo en el mismo fuego, nos fundimos …. Ardemos…. bajo el signo de la pasión desenfrenada ….. Profunda….…. la cual sola se ofrece, para envolverme en tu regazo… te amo…. Y es lo único que me importa… al final… es el único esquema que verdaderamente nos une. Y solo el contacto de tu boca en mis hombros…. Hacen estallar las dinamitas de los sentidos. ¿Por qué?… Con solo tu aliento haces que todos los poros de la piel cual imanes…. se magneticen… se electricen… contigo….


Tus celos…. Son tan variados, tan volubles, a veces imperceptibles, en ocasiones como huracanes que arrancan todo a su paso, y tu sensibilidad se vuelve cólera, veo hasta en tus letras, que furioso, no aceptas que nadie vea… lo que te pertenece, y mi ser te grita…… soy solo tuya…. Solo tuya…… por que mi corazón…mi mente y mi alma… tienen tu nombre grabado…. Y lo has hecho con todos los elementos de la naturaleza…. El fuego de tu amor…. El aire de tus pensamientos…. El agua del remanso de paz... Que me da de beber en momentos de tribulación, la tierra, esa isla en que tú y yo somos soberanos…. Pero existe un elemento mas……… el amor…. El amor que expresan tus ojos. Tus manos, tu boca, tu mente y corazón….


Encarnizamos combates donde ni damos ni pedimos tregua… al contrario cada descanso…. vibrando solo me queda este esquema es solo para decir…. agitada y sudorosa…… ¡Te amo!





INCOHERENCIAS



Ahora, aquí, sentada; ¡te extraño! pero lo raro, es que no estas ausente, frente a ti te robo un beso apasionado, lo mágico es que tu lo entregas y siento tus calido aliento, pero no así tus labios.

Lo insólito es que persigo a un fantasma, pero yo soy la extinta, que raro es el sentir, un frenesí, tan pequeño, pero a la vez tan inmenso, pregunto al tiempo si dos seres tan distintos se han amado así, hasta el principio, por que el final ya lo conocemos

Todo es tan contradictorio entre nosotros, pero al mismo tiempo tenemos compases tan exactos que sabemos el movimiento que hará uno por el otro, estamos en tiempos de guerra, rasgando la vestiduras ante una moral insana que solo hace que debajo llevemos una piel tan sensible al tacto del ser amado

Y que un momento de cordura sensual, llevemos nuestro ritmo al comienzo de los tiempos, donde la vida se origina, donde todo se hace sublime, llevando en un acto en si algo que hace que los demás se abochornen y lo hagan pecaminoso.

¡Que importa lo que los demás piensen! Si nosotros solo estamos actuando, siguiendo este instinto que se hace tan pensado, tan naturalmente planeado, este calor tan gélido, que hace que tú, busques mi vientre y yo busque la fuente de tu esencia, ¿Qué es lo que hace que hoy te escriba?, sabiendo ¡Qué nunca lo leerás!, que hace que yo te desee, que mi sentidos te busquen que mi sexo grite tu nombre, si de antemano sé que contradictoriamente nunca te encontraré...


Hoy ahora aquí, no estoy, pues ya me fui, hoy ahora aquí, tú no te encuentras, pues nunca llegaste y solo somos dos, que siempre se amaron, pero jamás en sus vidas se cruzaron. Es incoherente, decir que te amo, pero siento que sin ti, no existiría, te amo y esta palabra estará en un vocabulario que no se cultivó, pero que nace incipiente, pujante y enorme, ante la sensación de tu presencia etérea, exacta para mí…


Sólo el tiempo dirá, donde encontrarnos, en algún lugar del mundo encontraremos el segundo exacto, para ser cómplices de este adhesión tan contradictoria de esencia carnal, que hace que nuestras almas deseen nuestra entrega... Será el momento maravilloso de la muerte y el renacimiento total.


Ante la lógica del amor, solo existe la incoherencia de lo real, así somos tú yo, mentalmente amándonos, lógicamente odiándonos, emocionalmente unidos, sentimentalmente separados y al final somos solo uno…. Ocupando el mismo espacio dentro del universo de la entrega infinita en el colofón del amor.





CAMINATA EN EL FARO



La brisa del mar cubre todo con sabor a sal, el atardecer comienza tiñendo todo de matices de colores naranja, malva y púrpura, señal inequívoca que el sol ha comenzado su astrid, todo esta armónico, y hasta las rocas que pudieran parecer frías, hacen concordancias con el sonido de las olas, la espuma del mar, pareciera que tiene vida propia siguiendo caprichosas forman a la hora de tocar la playa.

Al final del malecón se ve un faro, y nosotros nos dirigimos hacia el, vamos sin prisas, sintiendo esa brisa fresca que mece nuestros cabellos, el sol hace reflejo en tus ojos. Y observo en ello una chispa de picardía, de lozana alegría, una sonrisa infantil hace ver tu alma franca y noble, caminas con seguridad de un hombre auténtico, llevas en el pecho el orgullo de una raza de bronce y eso te hace aún más hermoso.

El faro, ha comenzado sus destellos, la bóveda celeste se ha salpicado de brillantes estrellas, te ves pacifico, pero sabemos que tienes alma indómita, confiando en tu andar de felino, brindas una sonrisa de cordialidad,….. Eso, me brinda seguridad de tu compañía.


A tu lado no se teme a nada, pues son tus brazos y tu pecho mi refugio seguro, Nuestra amistad se hace mas fuerte, tu, consuelas mis penas y secas mis lágrimas, y todas las nubes de tormentas que sacuden mi hoy…. Las alejas con tan solo apretar suavemente mi mano, tu voz grave y fuerte, me enseña pequeñas cosas que la vida puede brindar…. Con palabras tiernas me haces ver que el futuro de un pasado es el hoy, pero... También este próximo tiempo… tendrá una transferencia efímera y el ahora del mañana será distinto y me muestras una visión distinta al huracán; que yo llevo dentro de mis emociones... y eso hace que te ame aún más. Que valore tu presencia y tu amistad

Gracias amigo. Por la esperanza de un mañana……..
Gracias amigo por estar conmigo
Gracias amigo por no dejarme sola en este momento de tribulación.
Gracias amigo…. Por desprenderte de ti, de tus penas y… aliviar las mías…










CONLA MIRADA EN EL ESPEJO















Estaba frente al espejo, después de una noche dolorosa, infame, al darme cuenta que tu amor solo era fantasía, que tenias otra persona en tu vida y en tu mente, sabiéndome engañada, deseando que todo fuera una mentira, ¡pero no!, ahí estaban las huellas del llanto, el rostro ojeroso, los pómulos hundidos, desencajada totalmente.
Pensando que hacer, ya había pasado la noche en un embrollo mental, de tal manera que pasaron uno a uno sentimientos de venganza, de destrucción, de desquite, y finalmente el más doloroso;…… la aceptación.


¿Y, que podía hacer ante tal situación?, repitiendo una y otra vez, toda nuestra vida juntos, mi mente no acababa de explicarse, ¿Cómo?, ¿Cuándo?, ¿Por qué? Y en cada pregunta se vaciaba en el alma un gramo de amargura, de frustración.


Mil preguntas, ni una respuesta ante tal avalancha de situaciones, recordé el día que te pedí un beso, y con mil excusas no me lo diste… ¡era una señal!, las veces que cansado no querías intimidad, y ¡tan entúpidamente creí en tu exceso de trabajo! Las ocasiones que no venias a comer, tu salidas inexplicables, tantas, tantas cosas llegan de repente y lo que era tan cotidiano, se hizo en un momento tan obvio.


¿Fué culpa mía? No lo sé, algo dentro de mi explica lo que leyó en alguna ocasión donde presentaban la teoría de que la comunicación en la pareja, y el punto de conflicto de pareja. -“En el núcleo de la intimidad, dejan el espacio para que entre el tercero en discordia, y los únicos culpables son el descuido mutuo de atenciones….”-…. Bla, bla. Bla…


Aquella vez que lo leí, parecía tan coherente, hoy no me es suficiente para explicar tanto dolor;… Me daba pena salir así a mi trabajo ¿si me reporto enferma?, ¡Para qué! Mañana tendré que verlos otra vez… ¡Me cambiaré de trabajo! ¡Eso es! Así, no me los topare otra vez, es mejor huir, si, ¡eso haré!


Con la mirada fija al espejo estaba llegando a esta “solución”; pero, de repente en el fondo de mis llorosos ojos, vi un destello, un destello que inexplicablemente llamaba mi atención.
¿Me lo imaginé?,… no, ¡Es un reflejo!, Y busqué la fuente de tan hermosa luz,… volví mi mirada al espejo ¡ahí esta! ¡Pero que hermosa es! ¿De donde proviene?, de pronto, en esa contemplación hacia el fondo de mis pupilas, se volvía mas intensa, me daba paz, reconfortamiento; y mi atribulada mente comenzó a darse cuenta, a sentir una certeza tal, que era imposible no poner toda mi atención a la nueva lluvia de ideas…


Empecé a darme cuenta que; soy bonita, inteligente, una dama elegante, culta. Entonces... no es mi error… ¡claro que no era mi culpa!... Y nadie; en si es culpable, no había razón para dejar mi trabajo…., no tenia que huir, pues no he cometido un delito…., no debía tener vergüenza. Al contrario mis hombros no deben apuntar hacia las banquetas, sino hacia la acera de enfrente. La luz de mis ojos se hacia más grande con estos pensamientos, empecé a cobrar entereza…. de pronto…. El desencajamiento de mi rostro daba paso a una lozana paz… ¡las lágrimas ya no estaban!.... Esa extraña luz no solo estaba en mis ojos…, ahora inundaba mi rostro…,. ¡Empezaré de nuevo con mi vida!...., a Él lo dejaré ahí, en los recuerdos, los buenos y los malos; todos al fin son experiencias para superar, ¡No me cambiaré de trabajo!, ¡no!, al contrario….


¡Se me hace tarde! …. ¡Me llevare esa prenda que me sienta tan bien! De pronto…. dejo de ver mi imagen y cierro los ojos…., En mi interior nace esta plegaria: “Te doy gracias, Señor… por darme hoy la fortaleza para seguir adelante, por darme la bendición de contar con un amigo como tú….. comprendo que debo de buscar la felicidad dentro de mi y no en otros”…. Esa luz. … ¡caray!... esa luz.. ¡Esa luz no me deja concentrar!.....


¡Pero si tengo cerrados los ojos! Y ¡Bum! … ¡entiendo!…….¡Acabo de comprender que el Ser Divino siempre se presenta en los momentos de mayor tribulación; Que la omnipresencia y la omnipotencia de Dios….se manifiesta haciéndome ver la verdadera fuente de amor.
¡Esta vez el llanto de mis ojos es de felicidad! Y con la mirada en el espejo mi rostro entero sonríe….. ¡Estoy preparada! ¡Puedo salir! … ¡Mi frente está en alto y mi corazón fortalecido!.
Desde ahora esa luz la mantendré siempre viva, siempre resplandeciente,¡No se quedará en mis ojos!, ¡No abarcará sólo mi mirada! ¡Inundará todo mi ser!........ Con la mirada en el espejo… ¡Ahora soy otra!







DEL CEREBRO AL CORAZON





¡Como eres ilógico!, ¿acaso no te das cuenta como es tan distinto de ti? Solo te diré que no estas preparado para un enfrentar una situación similar, no tiene todavía ni un mes, que estabas muy lastimado y quieres aumentar los riesgos.
¿Por qué eres tan terco?, ¡Saldrás lastimado! y no quieres comprender que lo hago por tu bien, ¿Acaso quieres morir?, querido mió; la importancia de saber dónde y qué hacer, sé que no esta en tus funciones, y que no debo meterme en tus asuntos, solo no quiero que te lastimes, que te confundas, eres un soñador irremediable, eso lo sé yo mejor que tú, fíjate bien, en lo que te metes. Por lo menos dime que meditaras todo.

Él no tiene tus ideales, no busca el romanticismo como tú, ¡ya sé que es otro cómo tú! Otro de tu misma especie... ¡sí!,

Pero no tienen lo mismos intereses, no comparten los mismos gustos, es una línea opuesta a la tuya; fíjate que solo vive el momento, y tú; no, debes de observar todo su entorno, debes de pensar en… ¡Ya sé, ya sé! Tú no sabes pensar…. Eso lo sé, tú solo sabes sentir, enajenarte por los sentidos, pero por eso estoy aquí,

Amigo mío… debes saber que estoy de acuerdo contigo en que busques la felicidad, que entes como tu, necesitan sentir el amor, saber que fluye el encanto, que llevan dentro de tus funciones la magia de la ilusión, que el hada de las emociones habita dentro de ti, que las musas de la inspiración te hacen ver luces y brillos que luego no son tan bellos como al principio.
….¡Bah! Para que me esfuerzo tanto, ya lo decidiste, ¡sufre pues!, aquí estaré siempre que me necesites, aquí estaré querido corazón. Y ni siquiera la recomendación de ¡cuídate! La verás; por que te conozco….

Y tal vez, tengas razón yo solo sé analizar, pensar, relacionar…. Pero, dime cuando has visto a alguien como yo, enamorado…. Tal vez tengas razón... Aun así; yo que tú, tomaba mis precauciones, ya que uno nunca sabe, y quizá como dices, a lo mejor te vaya bien y solo te esté echando sal… me callo pues y cuídate querido.

Sabes de antemano que te deseo el mayor de los éxitos, y que nada de lo que he dicho anteriormente se venga como una avalancha…. Pero aun así. Mi querido amigo…. Mi hombro esta siempre a tu disposición.


Solo te recomiendo que no te entregues así como así, no vayas a ciegas y tientas…. Toma precauciones… ve señales…. ya que compartimos el mismo cuerpo, no quiero sufrir también las consecuencias… yo me doy cuenta que no te conviene… pero la decisión es tuya.


De esto me enteré, cuando en un momento de silencio total, pude escuchar a mi cerebro, aconsejando a mi corazón…













MI SUEÑO









El viento es suave, caricias de manos invisibles como alas de querubines….. Es el final del un día de trabajo agotador, exhausta solo me limito a tomar una taza de té, cuyo aromático perfume ya envuelve a mi alma con fina dulzura.


Busco mi sillón favorito, me recuesto y viene tu imagen, no sé traje ponerte, tienes tantas personalidades pero creo la de león te viene bien hoy, por que hasta en tu enojo te ves tan gallardo, por que estoy tan enamorada de ti, si nuestros caracteres son tan distintos, cuando tu pareces un gato lindo y feliz, es por que ya estoy como un lince presta a atacarte y en pleno salto hacia ti, haces muecas tan inocentes que me derrumban.


Has quitado tantos esquemas…… Esos esquemas que sólo yo creo que existen aún, por que al parecer tú no los ves; y provocas mi risa, pero también mi ira, haces que ría en pleno llanto, haces que sonría cuando estoy repleta en furia, eres capaz de provocar muchos de los estados de ánimo que cruzo en el día.


Puedes hacer que sienta el fuego de la pasión, ejercida por tu presencia sensual, que tiemble como colegiala con solo sentir tus labios en mi boca, tus manos ejercen un tipo de imán que mi cuerpo no quiere que las apartes de mis caderas.


En un momento el frío hace que mi cuerpo sienta mil agujas... Me despierto de mi letargo y veo, que, ya es de madrugada, hoy… en unas horas será día de labor, me voy a la cama… sola… pero con la imagen de mi sueño… por la mañana… estarás en mente… en la noche estarás en mis fantasías…. Pero al llegar a casa de nuevo tenemos otra cita…. En mi mente… en tus sueños….


Hasta conocernos ….. Algún día será……. Se que te conoceré…. Se que nos amaremos…. Porque lo presiento, estás cerca…. Muy cerca…..


Para ti, un hombre que es digno de amor.. Aunque sea en silencio… o en sueños


REGALO DE AMOR


Te regalo una sonrisa
y con ella mi corazón,
para que sientas que te adoro
hasta perder la razón.

Te regalo un solo beso
lleno de ternura y de pasión
para que sientas mis deseos,
deseos de tu amor.

Te regalo mi canción preferida
y el sentir del que suspira
para que sientas la alegría
que provocas en mi ¡vida mía!.

Te regalo una flor
y el jardín de su aroma fresco
para que sientas mi libertad...
de amarte en primavera y en invierno.

Te regalo una estrella
y también la luna llena
para que sientas mi entrega
en las noches serenas.

Te regalo mi vida
y con ella mis sentidos
para que sientas mi amor
y yo pueda sentir el tuyo.




HISTORIA DE AMOR


Tocabas con dulzura mis mejillas sonrojadas
tus manos traviesas acompañaban tu mirada
estremecida por sentir tu piel acalorada,
disfrutabas del momento mientras me abrazabas.

Me conducías a la alcoba lentamente
entre risas muy nerviosas me llevabas
murmurándome al oído que me amabas
sintiendo poco a poco me besabas.

Pegado a mi sentí tu respiración agitada
ocultar mi amor ya no podía,
y como noble torbellino me excité
entregándote mi amor yo te gocé.

El tiempo pasó sin darnos cuenta
entre besos nos llegó el amanecer,
las caricias se volvieron mas intensas
nuestros cuerpos fundidos jugueteaban cada vez.

Ya no me siento tan ruborizada
solo me siento "la mujer enamorada"
recordando los momentos que pasamos,
sonriendo con mi cara iluminada.

Nuestra piel hizo la gran historia
nuestros cuerpos se entregaron con pasión
que el pensamiento guardará por siempre
en el alma, el la piel y corazón.





SONRISA


(A mi sobrina Carilú, personita con capacidades diferentes)


Ríe mi niña...ríe
deja de lado la oscuridad
y enséñame a sonreír.
la claridad de tu vida
es el alma de mi existir.

Ríe mi niña...ríe
deja de lado la sociedad
y enséñame a vivir.
la tranquilidad de tu estar
es el silencio de lo que quiero gritar.

Ríe mi niña...ríe
que siempre estaré contigo
amándote y aprendiendo de ti.
que tu fantástica vida
es el motor de olvidar mi vida fingida.
ríe mi niña...ríe

Siente el viento, siente la brisa
que tu lozanía luzca sin prisa,
que tu vida se llene de dicha
como tu nombre Carilú que significa
sonrisa en sintonía.




CIERRA TUS OJITOS

( a mi hija Dula Marisol,con todo mi amor…
Q.E.P.D.)


Cierra tus ojitos mi preciosa hija
ciérralos y ya descansa
que mi corazón te ha de cuidar
aunque no estés conmigo ya.

La distancia de los tiempos,
te quieren borrar
y yo les enfrento...diciéndoles
que no te dejaré de amar.


Mi recuerdo te protege
mis bendiciones siempre están
es por eso que te digo:
cierra tus ojitos...y descansa ya.

Sólo es un momento,
el tiempo necesario, para dedicarme a ti,
espérame durmiendo
que el tiempo correrá.

Duerme mi pequeña,
mi pequeña marisol
cierra tus ojitos
y recibe mi bendición.




SUEÑOS


Quiero decirte...que hoy dormí pensando en ti,
soñé contigo... sentí que siempre nos adoramos
y cuando me tomaste entre tus brazos
pedí a Dios jamás dejarnos.

Cuando desperté y no te vi
volví a dormir...y corriendo detrás tuyo
a encontrarte en ese sueño
y jamás dejarte ir.

Soñé contigo... soñé que te besaba
y te quedabas conmigo,
soñé que te abrazaba
y tu aroma me dejabas.

Desperté amor… desperté
y no sabes lo feliz que me sentí
al saber que no estaba sola
al saber amor....que conmigo… ¡¡¡tú estabas!!!





NOCHE CALLADA


Decirte un te quiero esa noche bien pude,
pero de mil cosas hablando sólo yo estuve;
cuántos deseos en verdad yo tuve,
pero cuando tú me besaste... yo me contuve.

Ahora esta noche decirte te amo yo quiero
pero si tus labios beso, decírtelo no puedo.
Así que ésta noche callarme será mi deseo
pues tú sabes bien cuánto es que te quiero.

La noche primera quise decírtelo
pero sin habla he quedado y ya nada hice
ya que esa noche contigo yo te quise mucho
y besando mis labios sin hablar me rendiste.





SIEMPRE SERAS MI AMIGO


Hoy quiero dedicarle unas líneas a ese amigo
que a través de la distancia
me entrega su amor y cariño.

que en mi soledad, me invita a reír y soñar
que comparte alegrías y desvanece tristezas
cuando aparece.

Hoy quiero dedicarle unas líneas a ese amigo
que por encontrarse físicamente lejos
pone mas interés en mi.

Gracias por hacerme mi vida placentera
por tener palabras bellas
cuando me agobia algún problema.

Gracias por no decir sí, cuando se tiene que decir no
gracias porque siempre serás mi amigo,
sin importar fronteras.

A ese amigo... que en este momento
esta leyendo este poema
solamente… ¡¡¡gracias!!!




QUISIERA


Quisiera reflejarme en tus ojos...
y que tu mirada acariciara mis sentidos.

Quisiera estar en tu pensamiento
para que en todo momento me recordaras.

Quisiera estar muy dentro de tu corazón
para que todo el tiempo tu me amaras.

Quisiera ser parte de tu vida
y formar un algo de tu esencia.

Quisiera compartir todos tus momentos
para vivir las experiencias de tu vida.

Quisiera ser como el aire
para tocar tu rostro y besar tus mejillas.

Quisiera que fueras como el agua dulce cristalina de un manantial
y apagar mi sed de amor contigo.

Quisiera que mi vida no acabara
y que el tiempo me brindara la oportunidad de seguir pensando en ti.

Por todas esas cosas de la vida......
"Yo quisiera".




COMO NO AMARTE


Cómo no amarte
si cuando abro mis ojos
te veo a mi lado
sonriendo, iluminando mi vida.

Cómo no amarte
si cuando quiero sentir tu calor,
abrigo me das con tu cuerpo
sin ser sofocante.

Cómo no amarte
si cuando callo mi dolor,
me intuyes y siento tu mano
aminorando mi daño.

Cómo no amarte
si cuando en mi rostro
esbozo una sonrisa
festejas mi alegría.

Cómo no amarte
si cuando tropiezo
me estiras la mano
para levantarme.

Cómo no amarte
si me conoces tan bien,
que sabes estar conmigo
respetando lo que yo digo.

Cómo no amarte
si eres tan apasionante,
y me regalas tu tiempo
de manera impresionante.

No podría ser de otra forma,
te amo de esta manera,
y le agradezco a Dios
tenerte y disfrutarte.




CUANDO SIENTO LO QUE SIENTO


Cuando siento el viento en mi rostro tocar
siento tus manos tibias,
tus pulgares en la comisura de mis labios
invitándome a pecar.

Cuando siento la brisa del mar
oigo el murmullo de tu voz,
sintiendo tu aliento, gritando mi nombre
y me pongo a pensar.

Cuando veo tu cuerpo desnudo
tumbado, abandonado a mi cariño,
me excita la idea de llevarte...
de llevarte a una nube de placer enloquecida.

Cuando siento que siento y no puedo parar
recuerdo el viento, tus manos tibias
me estremezco toda…
¡¡¡y quiero pecar!!!




ME VI EN TUS OJOS


Me vi en tus ojos,
y en tus ojos me figuré hermosa
y me vi libre y vigorosa,
y quise quedarme en tus ojos
¡¡¡en ellos me dormí!!.

Y soñé en tus ojos profundos
sueños lindos de luna clara,
sueños de mi cuerpo deseado,
sueños alegres de grandes ventanas,
y de puertas abiertas... a la luz de la mañana.

Y soñé luz y soñé viento,
y soñé la lluvia en mi rostro,
y el rocío del alba temprana,
y soñé que no pasaba el tiempo,
y nuestras manos se tomaban.

Soñé que tú me amabas,
y fue tan sentido el sueño
que al despertar en la tenue alborada
pude sentir tu aliento...
y en mi piel agitada.
Pasión y deseo

Miro al horizonte, y en el atardecer
veo tu rostro entre las nubes
me brindas una sonrisa
llena de luz radiante como el sol,
tus ojos dos estrellas
allá en el firmamento
es un atardecer tu aliento fresco
como fresco es un amanecer

Aspiro tu aroma que embriaga mis sentidos;
beso tu piel...beso tu boca
siento tu cuerpo venido del cielo,
me llenas de luz, me llenas de besos
me das tus caricias, llenas de embeleso
siento tus manos recorrer mi cuerpo
siento placer con tus toques traviesos
eres mi alma soñadora
quien desea compartir ese amor y esa pasión
hasta enloquecer al corazón.





CELOS


Celos que nos separan,
Celos que nos destruyen,
Celos que nos mitigan,
y nos hacen sollozar.

Distancia que por los celos
nos obligan a mantener
un amor de penumbras,
un amor sin sostener.




¿QUE ME DISTE?


¿Qué me diste amor...qué me diste?
que todo el día te pienso y te extraño
y cuando camino te siento a mi lado
y me la paso suspirando.

¿Qué me diste amor...qué me diste?
que te imagino recostado a mi lado
descubriendo que nuestros cuerpos
tienen un deseo anhelado.

¿Qué me diste amor...qué me diste?
quizá fueron palabras jamás escuchadas,
quizá solo besos y caricias añoradas,
o tal vez, es mi corazón solitario que esperaba tu llegada.

¿Qué me diste amor...que me diste?
ahora lo entiendo...ahora comprendo.
me regalaste tu tiempo, me regalaste un beso,
pero lo que más me encantó…
"fue tu mirada".





ME HACE FALTA TU CALOR


Me hace falta tu calor,
extraño tu mirada que provoca seducción,
seducción que me hace perder la razón,
razón que no necesito al sentir la pasión.

Me hace falta tu calor,
extraño tus palabras llenas de amor,
amor que provoca a mi cuerpo dormido,
cuerpo dormido que despierta sus sentidos.

Me hace falta tu calor
extraño tu presencia a mi lado,
presencia que me invita a vivir
vivir apasionada e intensamente mi existir.





ENAMORADA


hoy pude decirte lo mucho que te quiero
pude sentir tu cuerpo junto al mío
pude olvidar por un instante mi desvelo
y apagar mi fuego junto al tuyo.

Hoy pude sentir tus manos aminorando mis ansias
esas ansias locas de sentirme protegida y amada
y en ese vaivén de la bella alborada
extenuada y satisfecha....me has dejado más enamorada.

Hoy por fin te he expresado
con mi cuerpo totalmente agitado
lo mucho que te he deseado
y las ganas de sentirte a mi lado.

En mi corazón... en mi cuerpo y en mi alma
será un día que guardare por siempre
porque me hiciste sentir mujer,
porque me hiciste sentir amada.

Calla....no digas nada,
que solo quiero agradecer tu complicidad
solo guarda estas palabras,
de la mujer que esta de ti enamorada.

Ultimas entradas

Música para recordar