.

CREEME

Publicado por DWolf martes

Créeme cuando te digo,
la muerte más cruel sólo te la da quien tú amas,
porque el principio del fin es amar entregado;
no hay camino al cadalzo más corto que ese,
amar con toda el alma y no ser correspondido.
No hay peor traicionero que el corazón mismo,
que grita desaforado cuando pides que se calle,
el que llora, suspira y adora devotamente,
si sólo le pediste que latiera apenas quedito.
En estas calles llenas de amores y desamores,
no existen veredas, sólo callejones oscuros,
recovecos de prisiones de eternas noches,
soledades que asfixian sin piedad el alma.

Créeme cuando te digo,
no hay peor infierno como el amor entregado,
no hay edén sin una serpiente traicionera;
el sentimiento desbocado es su mortal veneno,
que invade cada célula del cuerpo sin notarlo,
y la muerte llega sin preceder un suspiro,
no es la dulce muerte como el no despertar,
porque muerta aún el alma sigue vagando,
como fantasma arrastrando oxidadas cadenas,
elevando al cielo los más amargos lamentos;
escondida entre risas, música, ruidos lejanos,
ahogando el quejido de sus eternos dolores,
con el repiquetear de la lluvia sobre el tejado.

Créeme aún sigo viviendo sin vida,
llevando a cuestas una lápida pesada y fría.
El epitafio se ha ido grabando en la piedra,
con cada amanecer gris de mis inviernos,
en cada verano que el sol no calentaba,
surcos que se hacían cada vez más profundos
por los vientos otoñales corriendo desbocados.
La primavera, como ahora, es quien la cruz dibuja,
con el vacío que no llenan los jardines floridos,
ni los colores alegran mi mirada perdida.
Voy caminando lentamente con el lomo doblado,
recordando cuando perdí el alma aquel día,
sigo hoy la huella de cada lágrima que he llorado.

1 Responses to CREEME

  1. No sabes lo identificado que he estado con tus letras, aunque no me haya podido expresar como lo haces tú e igual en los poemas anteriores. Está muy interesante el diseño de tu blog ¿de dónde lo sacaste?

    Un abrazo cálido desde los cielos dorados de Perú.

     

Ultimas entradas

Música para recordar